Deportes y juegos canarios

Inicio » Producto local » Deportes y juegos canarios

Deporte y juegos canarios

E l deporte canario y los juegos tradicionales canarios son un claro ejemplo de la mezcla cultural, por un lado de parte de los antiguos pobladores, los aborígenes, y por otro de un gran número de pueblos que han invadido las islas a lo largo de la historia.

En las islas encontramos tanto juegos canarios, que han recibido influencia europea, como juegos aborígenes que existían en la isla antes de las conquistas. Los juegos tradicionales canarios en general abarcan tanto los juegos que se realizaban antes de la conquista como los que se desarrollaron después.

Entre los juegos canarios más conocidos se encuentran por ejemplo la lucha canaria, el juego del palo canario, el lanzamiento de piedras, el levantamiento de piedras, el salto del pastor, el salto de la vara, el pelotamano, la bola canaria, la billarda o la vela latina, que es además un deporte canario.

Juegos aborígenes

Los juegos aborígenes que se conservan hoy en día son la herencia cultural que se ha mantenido de los antiguos pobladores de la isla gracias a la transmisión oral y a algunos datos escritos.

Los juegos aborígenes eran por lo general sencillos. Es importante situar estos juegos en su contexto evolutivo para comprenderlos mejor. No existen demasiados datos acerca de las actividades lúdicas aborígenes, pero se sabe que jugaban.

Se trataba de juegos individuales, en los que se enfrentaban dos oponentes. Los más conocidos son la lucha, el juego del palo, el lanzamiento de piedras o los saltos del pastor y de vara.

Lucha canaria

L a lucha canaria es uno de los juegos aborígenes más populares. La práctica actual de este deporte podría no ser igual a la original, ya que no abundan los datos. A mediados del siglo XVI se realizaron unos juegos en Tenerife donde se incluía la lucha canaria.

El objetivo es desestabilizar al oponente y que caiga o toque el suelo con alguna parte diferente a las plantas de los pies. No se permite hacer llaves ni herir al rival. Para tirar al rival se usan diferentes técnicas conocidas como “mañas”.

Encontramos varias modalidades de lucha canaria, se puede practicar por equipos o incluso todos contra todos, además de el enfrentamiento individual. Las categorías se organizan normalmente por peso.

La forma más común de lucha canaria se desarrolla por equipos de doce luchadores cada equipo que se enfrentan sin embargo individualmente. El enfrentamiento se realiza dentro de un espacio de tierra circular con dos círculos concéntricos de 15 y 17 metros respectivamente, denominado “terrero”. Gana el equipo que consiga mantener un mayor número de luchadores en pie al final de todas las rondas.

Pescados cocinados
Pescados cocinados

Salto del pastor

E l Salto del pastor surge de la necesidad de los pastores canarios de desplazarse por los escarpados terrenos volcánicos de las islas. De esta manera ayudándose de una lanza de madera de entre 3 y 4 metros podía realizar saltos o brincos para sortear obstáculos, barrancos y acantilados.

El salto del pastor es una actividad tradicional que se ha transmitido durante generaciones y que hoy en día se protege y se mantiene. Los pastores lo convirtieron en un juego cuando empezaron a medirse unos contra otros, poniendo a prueba sus habilidades en los saltos. Estas rivalidades han dado lugar a numerosas historias sobre proezas relacionadas con saltos de gran altura o con saltos al vacío desde por ejemplo el campanario de una iglesia.

Se conocen diversos tipos de lanzas o garrotes en el salto del pastor, cuyo extremo afilado se denomina “regatón”. Existen diversas técnicas para desplazarse y sortear diferentes obstáculos. Los saltos más comunes son aquellos en los que se clava la lanza y se utiliza para desplazarse por desniveles inferiores a la longitud de la lanza.

Bola canaria o Petanca Canaria

L a bola canaria o petanca canaria es un deporte tradicional de las Islas Canarias similar al juego de la bocha. Se trata de una familia de juegos muy antiguos, presentes incluso en el antiguo Egipto.

La bola canaria llegó a Canarias desde la Península pero no se sabe exactamente en qué momento. En Lanzarote es donde adquirió su máxima popularidad y práctica aunque se extendió por otras islas como Tenerife o Fuerteventura. Tradicionalmente se empleaban bolas de madera de palo blanco fabricadas en La Palma.

En la bola o petanca canaria se lanza la bola desde el punto de partida, denominado “rayo”, y el objetivo es acercarse lo máximo posible a una pequeña bola denominada “boliche” con el mayor número posible de bolas de tu equipo.

El número total de bolas en el terreno son doce, lanzando cada equipo un máximo de 6 bolas. Normalmente un equipo está formado por tres jugadores y lanzan dos bolas por jugador. Gana el mejor de tres partidas, es decir, aquel que antes gana dos partidas de tres.

La diferencia sustancial de la bola canaria con la bocha clásica es el material con el que se fabrica la bola. Al usarse bolas de madera su menor peso aumentan la dificultad del juego y varían la estrategia.

Pescados cocinados
Pescados cocinados

Pelota mano canaria

L a pelota mano canaria es una variación del tradicional juego de palma francés y que se popularizó en la isla de Lanzarote hasta día de hoy. Lo más destacado de la pelota mano canaria es que se conservan las formas tradicionales de este tipo de juegos. Se utiliza la mano en vez de raqueta.

El juego consiste en devolver la pelota antes de que bote por segunda vez, golpeándola con la mano. Se juega en un campo similar al de tenis o badminton donde se enfrentan dos equipos, cada uno a un lado de la línea central o “raya de falta” señalada por una piedra en el centro, la “piedra de falta”.

En la pelota mano canaria no existe red como en tenis o badminton. Una vez iniciado el punto con el saque o “bote”, el campo pasa a ser común y se puede pasar al otro lado de la raya y por tanto se puede tratar de conquistar espacio al rival.

Para realizar el saque el jugador se sitúa fuera del campo y golpea la bola contra un pequeño atril de madera que hace rebotar la bola de nuevo hacia el jugador. Antes de que la bola toque el suelo el jugador debe golpearla como haría un jugador de pelota vasca para llevarla hasta el otro lugar del campo.

Cada jugador en la pelota mano canaria tiene un rol distinto y recibe un nombre. El “botador” es el jugador que bota o saca la pelota. Los “jugadores de vuelta” son los jugadores del equipo contrario que estratégicamente intentan ganar espacio al equipo contrario. Son los más adelantados y cercanos a la raya central. Su objetivo es devolver la pelota al equipo que ha sacado. Detrás de los jugadores de vuelta encontramos el jugador de tercio, y detrás de este el jugador de salto.

El campo de la pelota mano canaria es más alargado que el de una cancha de tenis, con unos 60 o 70 pies de longitud y algo más estrecho, con unos 8 o 9 pasos de ancho. Normalmente juegan cinco jugadores por equipo, pero pueden jugar 4 o 6 jugadores por equipo.

Juego del palo canario

E l juego del palo canario se refiere a una serie de actividades en las que se realiza una especie de esgrima con el palo en las manos entre dos jugadores.

Según la longitud del palo tenemos diversas variantes del juego del palo canario, existiendo el palo chico, palo mediano y garrote o palo grande. Los más grandes pueden llegar a medir 3 metros y los más pequeños apenas 50 centímetros.

La primera referencia a juego del palo canario que practicaban los aborígenes se tiene en un texto de inicios del siglo XV y posteriormente el juego fue documentado en 1590 por un historiador italiano.

El juego consiste en marcar golpes en cualquier parte del cuerpo del oponente pero sin llegar a tocar o golpear su cuerpo. A su vez hay que defenderse de los marcajes del rival. El palo se agarra con las dos manos y se produce un muñequeo continuo. Además el jugador se coloca de lado y no de frente para reducir la superficie en la que se puede hacer blanco.

Pescados cocinados
Pescados cocinados

Billarda canaria

L a billarda canaria llegó posiblemente a Canarias con las conquistas españolas. En la península podemos ver ciertas variaciones de este juego.

El juego consiste en introducir la billarda, un trozo de madera de 15 a 20 cm en el círculo dibujado en la arena de un contrincante. Una parcela circular de unos 35 cm de diámetro.

El jugador conocido como billardero tiene en su poder la billarda. Su objetivo es introducirla lanzándola sobre la parcela de uno de los rivales. Todos los jugadores se sitúan formando un círculo. Si el jugador consigue introducir la billarda en la parcela circular de otro jugador este pasa a ser el billardero.

Sin embargo cada jugador cuenta con un palo de unos 80 cm de longitud con el que intenta batear la billarda lo más lejos posible. Entonces el billardero se ve obligado a ir a buscar la billarda abandonando la protección de su pequeña parcela de tierra circular.

Mientras tanto el resto de jugadores utilizan sus palos para excavar un agujero en la arena del círculo del billardero que ha salido a buscar la billarda. Cuando el agujero de un jugador es lo suficientemente hondo como para enterrar la billarda puesta verticalmente, este jugador pierde.

Además la billarda canaria se puede jugar por equipos de dos personas, que pueden colaborar elaborando estrategias para derrotar a sus rivales.

Vela latina canaria

L a vela latina canaria es un deporte naútico de regatas que se realiza con pequeñas embarcaciones movidas únicamente por el viento.

Los botes de vela latina canaria son exclusivas de las islas pero existen botes similares en todo el mediterráneo desde hace siglos. Se dice que las primeras embarcaciones de vela latina se construyeron para navegar el Nilo.

Antiguamente los barcos se movían a remo, pero con el comercio por mar se buscó rentabilizar los viajes y la vela suponía tener que pagar menos salarios a los remeros, aunque la vela ya se conocía desde aproximadamente 3.000 años antes de Cristo.

El bote de vela latina canaria varía entre los 5 y los 9 metros de eslora, lo que lo convierten en una opción ágil y rápida para la navegación costera y pequeñas faenas de pesca.

En las islas existen dos modalidades. La de Gran Canaria se denomina vela latina canaria y la de Lanzarote se llama barquillos. La principal diferencia es el tamaño de las embarcaciones y obviamente el lugar de las regatas.

A pesar de las reducidas dimensiones del barco pueden llegar a transportar hasta a diez tripulantes en el caso de Gran Canaria.

Pescados cocinados

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies; al continuar navegando, da su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche en los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest