Flora y Fauna de Gran Canaria

Inicio » Producto local » Flora y fauna » Flora y fauna de Gran Canaria

Plantas de Gran Canaria

L as plantas de Gran Canaria son variadas y abundantes. La isla de Gran Canaria era antes de las conquistas europeas la más frondosa.

Posteriormente sufrió un rápido proceso de deforestación debido a la necesidad de madera de la industria naval y por la creación de grandes extensiones de tierra para el cultivo y la ganadería.

Como consecuencia, la isla quedó arrasada con apenas 60 mil hectáreas de bosques. Llegado el siglo XX se inició un proceso de repoblamiento de los bosques sobre todo en los picos montañosos. Como ocurre en el resto del archipiélago, en aquellas islas con una altitud considerable se observan diferentes estratos con diferentes especies vegetales cada uno, dependiendo de la altitud.

Pescados cocinados

Plantas de Gran Canaria según la altitud

L as plantas de gran canaria varían según la altitud a la que nos encontremos, debido a los diferentes niveles de humedad y a los diversos microclimas. También cobran especial relevancia las flores de gran canaria, por su diversidad y hermosura.

Tabaibas, Cardones y Verodes

Podemos encontrarlo en las áreas más cercanas al mar y de poca altitud, extendiéndose entre el nivel del mar y los 600 metros aproximadamente. El ecosistema predominante en este estrato es el semidesierto, poblado por el matorral xerófilo. Encontramos especies como las Tabaibas, los Cardones o los Verodes en las llanuras además de balos, tarajales o tajinastes blancos, que se pueden encontrar en las faldas interiores de los barrancos.

Bosque termófilo

El bosque termófilo, emparentado con el bosque mediterráneo se extiende en Gran Canaria entre los 200 y los 600 metros de altitud, alcanzando los mil metros dependiendo de cara de la isla en la que se encuentre.

Es un ecosistema más abundante en lluvias, tiene un clima más húmedo y recibe ligeramente menos horas de sol que el piso basal. En esta altitud podemos encontrar una amplia gama de vegetación termófila como palmeras, lentiscos, sabinas, dragos, acebuches, mocanes y barbusanos, muchos de ellos endémicos de la región macaronésica. Hoy en día, pese a la mano del hombre todavía se conservan buenos ejemplos de este ecosistema en lugares como el Barranco de los Cernícalos o en la Caldera de Bandama.

Monteverde

El siguiente estrato significante en la flora de Gran Canaria es el bosque húmedo o monteverde. Dentro de estos ecosistemas podemos diferenciar entre la Laurisilva canaria, que se extiende entre los 400 y los 1300 metros, y el Fayal-brezal, que lo hace desde aproximadamente los 900 metros hasta los 1500.

Laurisilva canaria

Este bosque subtropical común de la región de la Macaronesia se ve influído por las brumas alisias, lo que mantiene las medias anuales entre los 15 y los 19 grados. Las abundantes precipitaciones lo convierten en una pluvisilva frondosa con varias especies arbóreas y gran densidad, presente sobre todo en la parte septentrional de Gran Canaria. Este bosque se ve beneficiado también por el fenómeno de la lluvia horizontal presente en la mayoría de las islas.

Encontramos numerosas especies como el laurel, el til, el viñátigo o el barbusano, u otras más pequeñas como los bicácaros, las crestas de gallo o los variados helechos. Estos bosques se pueden visitar en enclaves naturales como el Brezal de Santa Cristina o los Tilos de Moya, reductos de lo que antaño fue una gran selva conocida como la Selva de Doramas, que cubría gran parte de la mitad norte de la isla de Gran Canaria.

El Fayal-brezal

Se trata de un ecosistema menos húmedo y con poca variedad de vegetación. Destacan la faya y el brezo arbóreo, ambas de crecimiento lento, su tamaño es considerable y protegen a otras especies más delicadas.

El Fayal-brezal es además territorio transitorio entre la Laurisilva canaria y el pinar, ya que aguantan mejor el frío y la escasez de agua.

El Pinar

El último estrato por altitud en la flora de Gran Canaria es el pinar, extendiéndose desde aproximadamente los mil a los dos mil metros de altitud. El pino canario es la especie más abundante del archipiélago. Se extiende por amplias superficies y alcanza alturas de más de veinte metros de altura. En este ecosistema las precipitaciones son más escasas.

Fauna de Gran Canaria

La fauna de Gran Canaria varían enormemente dependiendo el estrato natural en el que nos encontremos.

En el Tabaibal-Cardonal abundan los invertebrados con numerosas especies endémicas. No obstante el Tabaibal-Cardonal es escaso en vertebrados, entre los que sí podemos encontrar el lagarto gigante canario y aves como cernícalos, apupús o canarios.

En cuanto a la fauna del bosque termófilo, los protagonistas son las aves como las tórtolas, las codornices, los petirrojos o los herrerillos canarios.

Entre las especies animales de la laurisilva los protagonistas son las musarañas de Osorio o los capirotes.

En la fauna del Fayal-brezal encontramos el abejón o abejorro canario, pieza clave para la polinización de los cultivos canarias y especia endémica y protegida en las islas.

La fauna que habita el pinar no es demasiado diversa, y en ella destacan por su belleza aves como los pinzones azules o los picos picapinos.

En la fauna de Gran Canaria los animales domésticos merecen especial mención, como ocurre con el perro presa canario y el podenco canario, símbolos naturales de las islas.

¿Quieres saber más sobre la fauna y flora de Canarias?

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies; al continuar navegando, da su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche en los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest