Queso de La Palma

Inicio » Producto local » Quesos de Canarias » Quesos de La Palma

E l queso de La Palma es un queso liso o ligeramente ahumado de la isla de La Palma en las Islas Canarias. Está hecho de leche de cabra no pasteurizada y está protegido por una denominación de origen, la cual se conoce como queso palmero.

Las cabras son libres de pastar en plantas silvestres naturales que están disponibles todo el año. El queso se elabora en muchas granjas pequeñas de toda la isla. Se presenta en quesos cilíndricos de hasta 15 kilos.

El sabor es limpio y característico de la leche de cabra y una coagulación natural con una ligera acidez y un leve sabor salado. El queso ahumado tiene un ligero sabor ahumado. La Textura del queso fresco es blanco suave y brillante. El queso más maduro tiene una textura firme pero elástica y de un color crema blanco marfil a pálido.

La corteza del queso fresco es muy delgada. En el queso maduro es de grosor medio y la totalidad de las caras planas suelen estar marcadas con una cuadrícula de cuadrados pequeños. El color puede variar desde un color crema beige pálido a marrón claro o medio, dependiendo de la madurez y el método de fumar.

Este no es el único queso canario protegido por una denominación de origen, también podemos encontrar:

¿Cómo se elabora el queso de La Palma?

La leche se recoge después del ordeño y se coagula antes de que se haya enfriado, alrededor de los 30 grados con cuajo natural de cabritos. La coagulación generalmente toma alrededor de 45 minutos, después de lo cual la cuajada se corta en pequeños granos para facilitar el drenaje del suero.

La cuajada se coloca en moldes y se prensa y luego se deja escurrir. Después de esto, los quesos se salan en el exterior con sal marina seca recogida en la isla. Algunos quesos se venden frescos y otros ahumados.

El ahumado se elabora usando materia prima local como almendras, cactus secos o pino canario. Después del ahumado, los quesos se dejan madurar en cuevas locales o habitaciones con aire acondicionado paradas sobre una malla de plástico que imparte un patrón en la corteza. Los quesos se vuelven regularmente y las cáscaras se frotan con aceite de oliva o gofio para protegerlos.

Quesos Canarios

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies; al continuar navegando, da su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche en los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest